AMIGOS DE LOS GITANOS RUMANOS- EL GALLINERO

AMIGOS DE LOS GITANOS RUMANOS- EL GALLINERO

domingo, 21 de noviembre de 2010

MANIFIESTO EN EL DIA DE LOS DERECHOS DEL NIÑO





Derecho a soñar con dragones,
princesas y piratas
sin que ningún policía irrumpa en mi sueño rompiendo mi cama. 
Derecho a dormir del tirón todas las noches,
para poder hacerme el remolón cuando mi madre,
me despierta para ir al colegio.
Derecho a cerrar la puerta de mi casa a quien no es bienvenido.
Derecho a poder dar las buenas noches a mi padre
sin temer a que esta noche se convierta en una nueva mala noche.
Derecho a no tener miedo de la policía,
a no recordar que una noche si y otra también                 
llegan a mi barrio cierran las calles,  rompen los coches
despiertan a los bebes nos sacan de la cama
empujan a las madres, disparan a las estrellas.
Derecho a no desear tirar una piedra a cada luz azul que veo. 
Derecho a reír con las estrellas,
a mirar a la luna y disfrutar de la oscuridad
donde nacen los sueños de dragones y princesas que acaban bien. 
Y de día, derecho a tener los mismos derechos que el resto de los niños que tienen derechos, aunque cada vez son menos estos niños… 
Derecho a jugar, a aprender, a tirarme por un tobogán.
Derecho a montar en bici, a jugar al futbol,
a tener una casa donde celebrar mi cumpleaños.
una mesa donde hacer la tarea.
Derecho a la utopia.
Y no se me olvida…
tú derecho a conocer lo que hace la policía
por las noches en el Gallinero.
Tu derecho a conocer la intervención de la policía nacional 
en la noche del 15 de noviembre de 2010 entre otras noches.
Tu derecho a gritar que no quieres una ciudad así.
Tu derecha a luchar por tus derechos
que son los míos,
soy un niño que vive en una chabola a apenas
catorce kilómetros de la puerta del Sol.

1 comentario:

Anunciación dijo...

Gracias por recordarnos a todos, con este manifiesto, que tenemos derecho a protestar, a decir claramente que no queremos este mundo como está, que no queremos esta política ni estos políticos, que queremos un mundo donde todos podamos coexistir en paz y con las mismas oprtunidades. Tenemos que perder el miedo a decir lo que pensamos, lo que queremos, a exigir que se cambien las cosas y PODEMOS. Nos tenemos que creer que podemos entre todos, cada uno en su ámbito y según sus posibilidades pero TODOS podemos hacer algo para cambiar las cosas.Animo "que son pocos y cobardes" los que nos manejan o pretenden hacerlo.